Blog

Los efectos de los tipos de interés negativos en las hipotecas

Rincón del experto10 de Diciembre de 2020
Los efectos de los tipos de interés negativos en las hipotecas

Nos enfrentamos a una situación insólita. Las políticas monetarias del Banco Central Europeo, capitaneado por Mario Draghi, han llevado al Euríbor, el índice de referencia clave en el mercado hipotecario europeo, a ser negativo. En concreto, en el momento en el que escribimos este artículo, se sitúa en un -0,479%.

El signo negativo de este índice clave ha generado una situación sin precedentes en la economía europea, cuyos efectos explicaremos en este artículo. Por ejemplo, la reducción de ingresos que esta bajada de los tipos de interés implica para los bancos, ha provocado que algunos, cada vez más, hayan comenzado a contactar con sus clientes con saldos más elevados (en su mayoría corporativos y de banca privada) para comenzar a cobrarles por sus depósitos. 

Es el caso de Ibercaja, que cobrará una tasa del 0,4% a las cuentas con un saldo mayor de 200.000 euros. Hace solo unos días, también ING anunció que empezará a cobrar 10 euros al mes a los clientes de su famosa Cuenta Naranja que guarden allí más de 30.000 euros. Otros bancos, como el Santander, han declarado que no tienen previsto hacer estos cambios, pero es evidente que el sector se está moviendo. 

Aunque, sin duda, lo que podría tener un impacto todavía mayor en las cuentas de resultados de las entidades bancarias es el impacto de este Euríbor negativo sobre las cuotas de las hipotecas.

Cuando un banco concede una hipoteca, la asocia a un tipo de interés de referencia, en muchos casos el Euríbor, más un diferencial. Esto implica que, para calcular la cuota a pagar, tenemos que sumar el índice y el diferencial. 

Veamos un ejemplo de lo que puede pasar ahora. Se puede dar el caso de una hipoteca concedida al Euríbor más el 0,60%. Hoy, como el índice está en -0,479%, el cliente pagaría un 0,121%. El problema para los bancos es que, en épocas de bonanza económica como antes de 2008, se concedieron multitud de hipotecas con diferenciales de 0,3% o menos. Todos estos préstamos tendrían en la situación actual un interés negativo, lo que implicaría un descuento del principal de la deuda a los clientes. Es decir, los bancos estarían literalmente pagando a los clientes por prestarles ese dinero.

Ante esta situación, algunos bancos se han negado a aceptar los descuentos,  argumentando que el suelo de las hipotecas es el 0%. Pero parece que las autoridades no están de acuerdo con su opinión. Según declaraciones de José Manuel Campa, presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), en una intervención en el parlamento europeo, los bancos sí que tendrían que pagar a sus clientes salvo que hubiera algún tipo de restricción legal. “Creo que el reglamento debería aplicarse en general”, afirmó. “Si no hay restricciones legales en ningún país o autoridad nacional (…) y [las hipotecas] van a territorio negativo, eso es lo que el contrato establece y lo que debería ser respetado”.

En el caso de España sí que existe una legislación, la nueva Ley Hipotecaria, cuyo artículo 21.4 determina que “el interés remuneratorio en dichas operaciones no podrá ser negativo”. Pero esta ley, que entró en vigor el 16 de junio de 2019, no tiene efectos retroactivos. Por tanto, las cuotas de los préstamos que se firmaron con anterioridad a esa fecha, podrían verse muy reducidas. 

El diario Cinco Días realizó hace unas semanas el siguiente cálculo para ejemplificar cómo podría verse afectada una hipoteca tipo con un diferencial de 0,17% y un Euríbor de -0,46%: “Se podría dar la situación de que una hipoteca con un capital de 200.000 euros generara, en el caso más extremo de la comercializada por Deutsche Bank en los años de vino y rosas, un interés anual del 0,29%, según el Euríbor actual (0,17%-0,46%), lo que supondría el pago de intereses o un descuento del principal por unos 580 euros anuales”.

El impacto que esto podría tener en los balances de los bancos es incontestable. Podría, incluso, comprometer la facilidad de acceso al crédito para empresas y autónomos. Por tanto, ante esta situación, no sería un mal momento para explorar nuevas vías de financiación externa como las proporcionadas por financieras no bancarias, con productos como el descuento de pagarés, el factoring o el confirming.

¿NECESITAS AYUDA?

VISITA NUESTRA PÁGINA DE RECURSOS Y EXPLORA GUÍAS PARA MEJORAR LA TESORERÍA DE TU EMPRESA

Los efectos de los tipos de interés negativos en las hipotecas
Paco Foret
Paco Foret
Director de Marketing

Entradas relacionadas

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTRATACIÓN EN EL SECTOR

PUBLICO

LA GUÍA DEFINITIVA PARA PODER LLEVAR A CABO LICITACIONES EN EL SECTOR PÚBLICO.

NoviCap te informa que tus datos personales serán utilizados para atender tu solicitud y enviarte comunicaciones electrónicas sobre nuestros servicios. Dichos datos no serán cedidos a terceros y podrás ejercer tus derechos de protección de datos según la siguiente Política de Privacidad

FINANCIACIÓN ALTERNATIVA

DESCARGA NUESTRA GUÍA GRATUITA DE FINANCIACIÓN ALTERNATIVA PARA PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS.

NoviCap te informa que tus datos personales serán utilizados para atender tu solicitud y enviarte comunicaciones electrónicas sobre nuestros servicios. Dichos datos no serán cedidos a terceros y podrás ejercer tus derechos de protección de datos según la siguiente Política de Privacidad

Habla con un asesor financiero

NoviCap te informa que tus datos personales serán utilizados para atender tu solicitud y enviarte comunicaciones electrónicas sobre nuestros servicios. Dichos datos no serán cedidos a terceros y podrás ejercer tus derechos de protección de datos según la siguiente Política de Privacidad

Llámanos dentro de nuestro horario comercial:

Lunes a Viernes

8:00 a 19:00

Déjanos tu número de teléfono y te llamaremos en menos de 10 minutos.

Copy link
Powered by Social Snap