Ratio de liquidez: qué es y cómo se calcula

GeneralÚltima actualización el 28 de Junio de 2021

La liquidez nos indica la capacidad de una compañía para hacer frente a sus obligaciones a corto plazo, es decir, aquellas que no superan el año. 

Ésta dependerá de la facilidad con que los activos de dicha empresa se podrán convertir en efectivo (líquido), siendo el dinero el activo más líquido.

El ratio de liquidez medirá esta capacidad, calculando la dificultad que podría tener la empresa para afrontar las obligaciones más inmediatas convirtiendo en líquido sus activos tangibles. 

Al conocerlo, se podrán anticipar las decisiones para controlar mejor las entradas y salidas de efectivo, prever si la empresa podrá cumplir con los pagos pendientes y medir el riesgo de insolvencia.

Es uno de los principales indicadores que permiten, a través de su cálculo, conocer y mejorar la salud financiera de una empresa, junto al Fondo de Maniobra

Los elementos del balance que intervienen en el cálculo del ratio son:

  • El activo corriente, formado por los bienes o derechos con liquidez fácil o a corto plazo.
  • El pasivo corriente, formado por las obligaciones a corto plazo, que vencen en un periodo inferior al año.

Cómo calcular el ratio de liquidez

Para calcular el ratio de liquidez, tal y como hemos mencionado, tendremos que contar con dos elementos del balance de la empresa, el activo corriente y el pasivo corriente.

La operación a ejecutar será la división entre ambos conceptos, por lo que la fórmula será la siguiente:

Ratio Liquidez = Activo corriente / Pasivo corriente

Dentro del activo corriente encontraremos las Existencias, el Realizable (cobros pendientes a corto plazo) y la Tesorería (cuentas bancarias y caja). Dentro del pasivo corriente estarán aquellas deudas y obligaciones a corto plazo.

Como podemos observar, los elementos que intervienen en el cálculo del ratio de liquidez son los mismos que en el del Fondo de Maniobra y lo único que varía es la operación a realizar.

Interpretar el ratio de liquidez

El ratio resultante será el dinero con el que contaremos por cada unidad monetaria de deuda que tenga la empresa. Por ejemplo, si el resultado es 2, tendremos 2€ por cada € de deuda.

Este número se analizará en función de si es superior o inferior a una cifra concreta. Esta cifra no es algo fijo ya que varía según la actividad, el sector y, en algunas ocasiones, según el artículo o el estudio que consultemos.

Hay compañías que funcionan con periodos de cobro muy cortos o que no disponen de stock o existencias, mientras que otras tienen periodos de cobro más largos y almacenan grandes cantidades de materiales y existencias, que afectan directamente en el resultado final del cálculo del ratio.

Es por ello que es importante conocer el ideal del sector comparándolo con otras empresas que realicen la misma actividad para no incurrir en previsiones erróneas y tomar decisiones equivocadas. 

Dentro de la misma empresa la cifra “ideal” con la que comparar el ratio de liquidez también variará según el momento en el que se realice el cálculo, ya que las necesidades de liquidez de una empresa varían en función del estadio en el que se encuentra.

Una vez obtenida la cifra “ideal” que será, normalmente, un 1, 1.5 o 2, podremos interpretar el resultado de nuestro ratio y ver cómo es la salud financiera de la compañía. En este artículo consideraremos esta cifra en torno al 1.5. 

Resultado > 1.5

El activo circulante es superior al pasivo circulante y la empresa podrá hacer frente, en un principio, a sus obligaciones a corto plazo. 

Aun así, hay que tener en cuenta que no todos los activos pertenecientes al activo circulante tienen la misma facilidad para convertirse en efectivo, por lo que siempre tendremos que conocer bien qué proporción de cada elemento del activo posee la empresa.

Si la compañía tiene mucha tesorería, los pagos de las deudas a corto plazo podrán ejecutarse con facilidad, mientras que si posee muchas existencias y poca tesorería deberemos ser conscientes de que existe un paso previo a realizar antes de disponer de este líquido para cubrir las obligaciones de la empresa.

Además, si el resultado del ratio es muy superior a 1.5, podría darse el caso de que no estemos sacando el máximo provecho ni rentabilidad a nuestros activos y que sea necesario realizar alguna inversión para apoyar el desarrollo de nuestra compañía.

En el caso de poseer más tesorería de la realmente necesaria, podría ser interesante tener en cuenta algunos recursos como el Dynamic Discounting, que permite a la compañía obtener rentabilidad a partir de esta tesorería ociosa.

En este Podcast hablamos con personalidades del campo de los negocios, finanzas, deportes, y startups para aprender sobre su trayectoria y técnicas para llegar al éxito.

HABLANDO CON LÍDERES

EL PODCAST DE NOVICAP

Resultado < 1.5

En este caso la compañía puede estar sufriendo problemas de liquidez y es necesario tener en cuenta otros recursos de financiación para mantener la actividad. 

Aunque puede gestionarse de una manera adecuada gracias a los distintos tipos de fuentes de financiación, es mejor conocer esta información a tiempo y tomar decisiones al respecto, ya que no es la situación ideal para una empresa.

El ratio de liquidez no sólo permitirá a la empresa conocer su estado de salud financiera, sino también saber qué grado de financiación puede necesitar para poder recurrir a ella. 

Este ratio podrá tener un impacto significativo en la percepción del estado de la compañía por parte de los inversores, afectando en posibles acciones o participaciones, por lo que es importante tenerlo presente y añadirlo en la planificación estratégica.

¿NECESITAS AYUDA?

VISITA NUESTRA PÁGINA DE RECURSOS Y EXPLORA GUÍAS PARA MEJORAR LA TESORERÍA DE TU EMPRESA

Ratio de liquidez: qué es y cómo se calcula

Artículos relacionados

FINANCIACIÓN ALTERNATIVA

DESCARGA NUESTRA GUÍA GRATUITA DE FINANCIACIÓN ALTERNATIVA PARA PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS.

NoviCap te informa que tus datos personales serán utilizados para atender tu solicitud y enviarte comunicaciones electrónicas sobre nuestros servicios. Dichos datos no serán cedidos a terceros y podrás ejercer tus derechos de protección de datos según la siguiente Política de Privacidad

CONTRATACIÓN EN EL SECTOR

PUBLICO

LA GUÍA DEFINITIVA PARA PODER LLEVAR A CABO LICITACIONES EN EL SECTOR PÚBLICO.

NoviCap te informa que tus datos personales serán utilizados para atender tu solicitud y enviarte comunicaciones electrónicas sobre nuestros servicios. Dichos datos no serán cedidos a terceros y podrás ejercer tus derechos de protección de datos según la siguiente Política de Privacidad

Habla con un asesor financiero

NoviCap te informa que tus datos personales serán utilizados para atender tu solicitud y enviarte comunicaciones electrónicas sobre nuestros servicios. Dichos datos no serán cedidos a terceros y podrás ejercer tus derechos de protección de datos según la siguiente Política de Privacidad

Llámanos dentro de nuestro horario comercial:

Lunes a Viernes

8:00 a 19:00

Déjanos tu número de teléfono y te llamaremos en menos de 10 minutos.

Copy link
Powered by Social Snap