El próximo crash financiero puede ser peor que el de 2008

El próximo crash financiero puede ser peor que el de 2008

octubre 23, 2018 | NoviCap
  • Share on Facebook
  • Share on Google+0
  • Share on LinkedIn0
  • Email this to someone
  • Tweet about this on Twitter

    Los gobiernos y las autoridades financieras de todo el mundo se han esforzado en diseñar un nuevo marco legislativo que evite una crisis financiera como la ocurrida en 2008. Los dos autores del nuevo libro “El fin de la banca” afirman que esta reforma no ha sido suficiente y ponen en entredicho la existencia de las entidades bancarias tradicionales.

    Ambos escritores (uno de ellos es Jürg Müller y el otro permanece en el anonimato con el pseudónimo Jonathan McMillan) coinciden en que la banca tradicional tuvo su sentido en la etapa industrial de los siglos XIX y XX como vehículo de comunicación entre depósitos y préstamos y fue eficaz para impulsar el desarrollo económico. Sin embargo, en la nueva era digital en constante avance, es innecesaria.

    La crisis del crédito de 2008 fue inevitable y, en el caso español, la concesión de préstamos sin control llevó a la construcción de ciudades fantasma y un excedente de cerca de tres millones de apartamentos y casas.

    Una de las preguntas que queda en el aire en “El fin de la banca” es si el crédito fue en sí mismo la causa del crash financiero o si fue un ejemplo más de los desequilibrios financieros de las economías occidentales, con abultados déficits (Estados Unidos y España).

    De lo que no cabe duda es que la Gran Recesión de 2008 no será la última y muy posiblemente la siguiente será peor. El mundo está más endeudado, la credibilidad de los bancos centrales y grandes entidades bancarias hace aguas y sus hojas de balance son descomunales, lo que ha provocado una mayor desconfianza de la opinión pública, cada vez más informada de estos asuntos.

    La digitalización es crucial para el cambio

    La tecnología digital ha provocado un cambio en el sector, que ha pasado de basarse en un modelo de negocio sencillo y fácil de analizar hacia otro mucho más complejo y difícil de regular. Esta transformación comenzó en los años ochenta, cuando los salarios de la banca se dispararon al igual que el riesgo asumido por los bancos. Además, se forjó la banca en la sombra, con préstamos fuera del circuito tradicional.

    La nueva tecnología digital forma parte del problema y la solución, ya que el riesgo bancario es mayor, pero hace posible la eliminación del intermediario entre las personas que efectúan depósitos y las que solicitan crédito, es decir, los bancos. Por ejemplo, el blockchain supondría un gran avance ya que facilitaría la calificación de solvencia de los prestatarios y crearía un ‘crowdfunding’ global.
    En este mismo sentido, el ex-vicepresidente del banco norteamericano JPMorgan Chase, Pang Huadong, ha declarado recientemente en el diario China Economic Times que la tecnología blockchain es la clave para evitar una siguiente crisis financiera mundial.

    Según Huadog, el blockchain es fundamental para fomentar la transparencia y restablecer la confianza en el sistema económico y financiero mundial. Esta tecnología permitiría eliminar intermediarios, ayudaría a reducir riesgos financieros y facilitaría el establecimiento de mecanismos de confianza con un bajo coste.

    • Share on Facebook
    • Share on Google+0
    • Share on LinkedIn0
    • Email this to someone
    • Tweet about this on Twitter