Anticipo de facturas: Te lo explicamos en 5 minutos

Anticipo de facturas: Te lo explicamos en 5 minutos

noviembre 10, 2015 | Sara Luengo Ruiz
  • Share on Facebook
  • Share on Google+1
  • Share on LinkedIn20
  • Email this to someone
  • Tweet about this on Twitter

    Sabes que….

    Según un estudio realizado el año pasado por la revista online Pymes y Autónomos, la falta de liquidez es un problema que afecta al 83% de las pymes.

    Los largos términos de pago que irrumpen el ciclo de compra-venta entre las empresas, pueden retrasar el resto de sus operaciones. Por ello, el anticipo de facturas se ha convertido en una de las soluciones preferidas por las pymes españolas. Esto es debido a que les permite acceder de forma más directa al capital de sus facturas.

    Un momento… ¿Qué es el anticipo de facturas?

    Una definición que nos ayude a entender en qué consiste el anticipo de facturas podría ser la siguiente:

    El anticipo de facturas es una fuente de crédito a corto plazo que, normalmente, utilizan las pymes para asegurar su liquidez y poder financiar las operaciones de cada mes.

    Esto es muy importante, porque mantener un buen flujo de caja permite crear reservas para la empresa. De esta manera se puede gestionar mejor la solvencia de la entidad.

    En la mayoría de casos, las pymes combinan el descuento de facturas simultáneamente con otros servicios de financiación. La característica principal de este sistema, es que convierte inmediatamente las facturas endisponible para la empresa.

    Además, evita el coste de oportunidad de no poder destinar dichos fondos a otros usos, como por ejemplo la búsqueda de oportunidades de inversión rentables.

    1. Anticipo de facturas: ¿Cómo funciona?

    En España, se tarda una media de 83 días en pagar las facturas a los proveedores, por lo que muchas pequeñas y medianas empresas (pymes) se encuentran con dificultades a la hora de crecer y poder mantenerse.

    Una de las soluciones viables ante este problema de solvencia es el anticipo de facturas, que consiste en vender éstas, o los pagarés pendientes de cobro, a personas que puedan financiarlo.

    Estas personas pueden presentarse de dos maneras según la entidad a la que solicitemos el servicio:

    • Bancos, que tradicionalmente han adelantado las facturas de los clientes que se lo solicitan.

    • Los inversores privados, externos a la entidad a la que se solicite el anticipo. Quienes comprarán esa factura a cambio de un interés. Esta es la nueva forma que están desarrollando muchas compañías para facilitar el servicio.

    De esta manera, el empresario recibe el pago por adelantado sin necesidad de esperar a la fecha de cobro impuesta por sus clientes.

    Anticipo de facturas: ¿Qué beneficios ofrece a las pymes?

    En primer lugar, para entender mejor cómo funciona el proceso de anticipo de facturas debemos preguntarnos:

    ¿Qué inconvenientes se le presentan a las empresas a la hora de cobrar una factura a largo plazo?

    Muy sencillo, la mayoría de ellas suelen ser pequeñas y medianas empresas (PYMEs), esto quiere decir que se encuentran en constante crecimiento. Por ello, ¿cuál es su principal objetivo?: El desarrollo de su negocio.

    No hay nada más importante que hacer crecer tu empresa.

    Pero todo este progreso no será posible si los que son sus clientes emiten facturas con una promesa de pago a largo plazo (normalmente a través de pagaré o transferencia bancaria). Esto hará que no dispongan de liquidez suficiente para pagar otras actividades diarias de su negocio, como el mantenimiento de la logística o el pago a proveedores.

    Este tipo de empresas emprendedoras y en crecimiento, necesitan gestionar sus flujos de caja de manera cuidadosa y eficiente si quieren crecer de manera más rápida. Esta es la principal razón por la que la financiación alternativa ha revolucionado el mundo de las pymes españolas.

    anticipo de facturas

    2. Anticipo de facturas: la forma tradicional

    Aún son muchas las personas que continúan resolviendo sus trámites bancarios de manera personal, dirigiéndose ellos mismos a una sucursal. Esto es debido a que los usuarios siguen sintiendo cierta desconfianza a la hora de gestionar sus trámites financieros de manera online.

    Siempre han existido compañías que ofrecen un servicio de anticipo de facturas, lo que se conoce como factoring tradicional.

    Este lleva a cabo un mecanismo similar al que vamos a desarrollar más adelante sobre financiación alternativa. Ahora vamos a explicar algunas características que los diferencien:

    El factoring tradicional es un proceso que, aunque proporciona financiación a corto plazo, las entidades tradicionales que lo llevan a cabo establecen unos plazos que no pueden considerarse suficientemente rápidos para las empresas que lo necesitan.

    Por un lado los bancos, a pesar de presentar precios inferiores, tardan mucho tiempo en llevar a cabo todo el proceso. Esto es debido a que obligan a la empresa a descontar todas sus facturas, con numerosos trámites y poca flexibilidad.

    Por otro lado, las entidades privadas de factoring tradicional, tardan menos tiempo que los bancos en realizar el servicio, pero aún así la empresa debe esperar alrededor de una semana. El principal problema de estas es que reducen mucho el margen de beneficio de las empresas al solicitar el servicio por los altos precios que establecen y comisiones constantes por diferentes trámites.

    ¿Qué característica diferencia principalmente al factoring tradicional de las nuevas alternativas?

    Un hecho diferenciador del factoring es que suele desarrollar sus operaciones de manera presencial, es decir, utiliza medios físicos como las sucursales u oficinas de las que hablábamos anteriormente. Esta práctica suele desempeñarse en bancos o entidades privadas de factoring.

    En los últimos años muchas empresas, sobre todo pymes, se han encontrado con la dificultad de conseguir financiación a través de entidades tradicionales. Esto ha incentivado la aparición de numerosas empresas dispuestas a ofrecer un servicio alternativo.

    El objetivo principal de estas alternativas es: ofrecer un servicio personalizado a la empresa que lo solicita.

    Tramitando los anticipos de solo las facturas que necesite y desarrollando todo el proceso focalizado en el cliente. Esto va a permitir a las compañías obtener el dinero que necesitan en el periodo de tiempo que más les convenga. De esta manera, las pymes pueden evitar los límites de la financiación “tradicional”.

    ¿A qué límites nos referimos?

    Uno de los asuntos que más desanima a las empresas a la hora de solicitar financiación, es el pago de comisiones constantes por cualquier trámite, tales como comisiones de apertura, de cancelación, por el estudio de operaciones, etc.

    Otro de los grandes problemas que se le puede aparecer a una empresa, es la cantidad de avales y garantías que tienen que presentar a las entidades financieras. Esto va a elevar aún más el coste de la operación y, en muchas ocasiones, implica de manera personal al empresario.

    Pero todo tiene solución…

    La forma en que las empresas pueden obtener financiación ha evolucionado en los últimos años, demostrando que ya no son solo los bancos los que pueden garantizar este servicio. Existen nuevos procedimientos que actúan de una manera más eficiente gracias al uso de la tecnología.

    Esta nueva forma de financiación está evolucionando cada vez más gracias a su buen funcionamiento y a las garantías que ofrece a las empresas. Incluso los bancos están tomando conciencia de esta revolución financiera y, poco a poco, comienzan a unirse a estas prácticas para realizarlas de manera interna.

    Por lo tanto, si nos fijamos en todos los factores de los que hemos estado hablando hasta ahora, existen tres agentes fundamentales que actúan como protagonistas en el anticipo de facturas, tanto en la forma tradicional como en la alternativa:

    ¿Cómo actúan entre ellos?

    1. En primer lugar, tenemos una empresa que a su vez tiene un cliente con el que tiene una relación empresarial. Este último suele pagarle a través de transferencia bancaria o un pagaré con una fecha de cobro alejada en el tiempo, dejando a la empresa sin liquidez a corto plazo.
    2. Aquí es donde entran en juego las entidades de financiación. Las empresas que reciben un pagaré o factura a largo plazo recurren a estas compañías factor para cederles su derecho de cobro.
    3. El factor adelanta liquidez a la empresa y asume la deuda que tiene su cliente, para cobrar la factura en la fecha que corresponde al cliente de la primera.

    Pero, ¿cómo llevan a cabo el procedimiento?

    Vamos a explicar en 5 pasos en qué consiste y cómo se realiza el factoring para tener claro su funcionamiento y así, más adelante, ver sus diferencias con la financiación alternativa:

    Captura de pantalla 2015-11-12 a las 16.11.04

    1. Cuando la empresa (Cliente) decide recurrir a una entidad de factoring para obtener financiación, esta deberá ser aprobada por el factor una vez realizada su evaluación.
    2. Posteriormente, el factor o entidad financiera marcará un límite máximo de crédito para cada uno de los deudores del cliente y, posiblemente, asignará un precio.
    3. Se firma un contrato entre la entidad financiera y el cedente y se informa a los deudores sobre la cesión del crédito. Así estos entregarán sus cheques, letras o pagarés a la empresa de factoring directamente.
    4. Entonces el cliente recibirá el anticipo de sus facturas, según las condiciones del contrato previamente firmado con el factor.
    5. En la fecha de pago, el cliente deudor paga el valor total de la factura a la entidad financiera que ha adelantado el cobro.

    3. Anticipo de facturas: Ventajas de las nuevas tecnologías

    Como decíamos, los sistemas de financiación tradicional no se caracterizan especialmente por usar el método online o los avances tecnológicos.

    Pero:

    ¿Por qué no utilizar las ventajas que nos ofrece la tecnología?

    Así, podremos hacer de este sistema un procedimiento más cómodo y eficiente.

    Ahora bien, no vamos a centrarnos en las desventajas que presentan los bancos, sino en las nuevas oportunidades que están apareciendo con el anticipo de facturas gracias a la tecnología. Esto nos permite hablar de la financiación alternativa como un sector más innovador y eficaz.

    De esta manera, cuando acabemos de leer el artículo, vamos a poder entender perfectamente por qué este nuevo sistema está siendo tan útil para las pymes.

    Una empresa puede obtener muchos beneficios si apuesta por las nuevas tecnologías.

    Como sabemos, hoy en día el mercado está generalmente estructurado a través de Internet. La financiación alternativa ha querido aprovechar la forma online para crear un proceso de solicitud financiera y de contratación mucho más sencillo y rápido. De esta manera, las ventajas que podemos obtener son muchas más, ya no solo ganaremos en eficacia sino también en eficiencia, haciendo que los costes de las transacciones se vean reducidos al máximo.

    Además, existen muchas otras ventajas que hacen de la financiación alternativa todo un acierto si quieres ahorrar en tiempo, dinero y, sobre todo, estrés.

    Según el informe realizado por la Universidad de Cambridge, la financiación alternativa online ha crecido un 144% en Europa durante el 2014. Si los países europeos lo están llevando a cabo con éxito ¿Por qué no utilizarlo en España? Nuestras compañías son la mayoría pymes y empresas en crecimiento, cuyas necesidades financieras se adaptan perfectamente a este sistema.

    ¿Qué características hacen de la financiación alternativa un método diferente?

    Para terminar, debemos dejar claro que este rápido crecimiento es debido a las peculiaridades de sistema:

    • Las nuevas tecnologías permiten que las empresas elijan qué factura quieren anticipar, sin obligación de descontar todas sus facturas, trabajando de una manera mucho más flexible, a diferencia del factoring tradicional.

    • Los procesos lentos y burocráticos desaparecen para dar lugar a la gestión de la transacción en cuestión de horas. Esta rapidez es lo que demandan las pymes hoy en día.

    • El empresario no está solo. Estas nuevas entidades apoyan al usuario de manera casi permanente, como ya no hace falta realizar trámites de manera presencial, es posible recibir ayuda, ya sea online o telefónica, de forma casi instantánea gracias al servicio al cliente de estas compañías.

    • Transparencia total. Uno de los requisitos que más tienen en cuenta las empresas, es la existencia de letras pequeñas y comisiones adicionales que al final puedan elevar el precio de la transacción. Este es un hecho muy importante para que las pymes puedan mantener sus cuentas saneadas.

    • Las plataformas de financiación alternativa actúan como intermediarios, entre pymes que buscan financiación e inversores que son, en realidad, quienes compran las facturas pendientes de cobro. Al tratarse de operaciones gestionadas por inversores privados, se evita la dependencia bancaria, sin afectar la CIRBE y permitiendo un mejor credit scoring a la hora de solicitar otros tipos de financiacióna largo plazo.

    • No podemos decir que todo lo que envuelve este sector son ventajas, ya que encontramos algunas cuestiones que aún quedan por resolver en España. Nos referimos a una regulación y normativa que aún no está tan consolidada como en otros países europeos.

    • El proyecto de ley de Fomento de la Financiación Empresarial aprobado por el Congreso, regula las nuevas formas de acceso al crédito como la financiación participativa.  Este es un primer paso para regular y fomentar la financiación alternativa en España pero, de momento, la normativa se ha limitado a proteger más al inversor.

    • Aunque el anticipo de facturas es una práctica muy utilizada en España, es cierto que aún no se utiliza la financiación alternativa como vía principal. Por ello, debemos seguir trabajando para consolidar esta nueva práctica en nuestro país.

    ‘En NoviCap usamos la tecnología como un “multiplicador de esfuerzos”, lo que permite realizar más trabajo en un lapso de tiempo mucho más corto. Nuestro enfoque en la tecnología y el hecho de que todo el proceso sea online, reduce los costes y el tiempo de todos los trámites‘ – Nicolas Overloop socio fundador de NoviCap. Si quieres saber más sobre el descuento de facturas online, te podrán interesar estos posts:

    • Share on Facebook
    • Share on Google+1
    • Share on LinkedIn20
    • Email this to someone
    • Tweet about this on Twitter