¿Qué es un pagaré?

Definición de pagaré

El pagaré es un título de crédito en el que el emisor se compromete a pagar una suma económica a un beneficiario antes de una fecha determinada. Este documento privado puede ser utilizado como instrumento público y se denomina título de crédito porque el tenedor podrá exigir el cumplimiento del pago del mismo dentro de los términos acordados. Los requisitos legales de los pagarés pueden encontrarse en la Ley Cambiaria y del cheque.

En la realización del pagaré intervienen dos sujetos:

  • El emisor: Sujeto que se compromete a pagar un determinado importe.
  • El beneficiario: Sujeto a cuya orden hay que pagar el importe acordado en el pagaré.

Un tercer sujeto puede intervenir en la realización del pagaré: el avalista. Este sujeto garantizaría el pago del pagaré aunque es de mencionar que la gran mayoría de estos documentos no cuentan con un avalista. Por otra parte, es importante mencionar que el descuento de pagarés es una buena opción para las personas que prefieran obtener liquidez de forma inmediata sin esperar a la fecha de vencimiento de éste.

Partes de un pagaré

Para que un pagaré se considere emitido correctamente y para que esté amparado dentro de la legalidad tiene que contener estas nueve especificaciones:

  1. Fecha y lugar de emisión del pagaré
  2. Nombre de la entidad y oficina librada
  3. Nombre completo del beneficiario (puede ser una persona física o jurídica)
  4. Importe expresado en números y letras.
  5. Fecha y lugar de vencimiento
  6. Número de cuenta y Código IBAN de la cuenta del emisor
  7. La palabra pagaré
  8. Identificador de la barra de truncabilidad: Esta barra permite informatizar el pagaré.
  9. Firma del emisor

Durante los años las especificaciones se han ido ampliando, ya que en los orígenes del pagaré no estaban amparados en la legalidad. Actualmente, los pagaré siguen estas mismas características entre ellos:

  • Literalidad: La exigencia del pago se limitará a aquello que se estipule en el documento. El pagaré deberá pagarse a la fecha acordada y el importe será el que consta en el pagaré. Todo aquello que suceda posteriormente de la emisión, como arreglos, “tratos” o prórrogas no surtirán ningun efecto si así no se estipula en la emisión.
  • Autonomía: El pagaré puede cambiar de beneficiario, si así lo desea el mismo. De esta manera, el nuevo beneficiario se convertirá en el nuevo propietario del documento y junto a él obtendrá el derecho a cobro de éste. El emisor quedará al margen del derecho de endoso. Por ejemplo, María firma un pagaré a favor de Jesús, pero Jesús decide transmitirlo o endosarselo a Jordi. Jordi, el nuevo propietario del pagaré, en ese momento pasa a tener el derecho de cobro de este sin necesidad de que María se entere y sin necesidad de conocer “los tratos” que ha hecho con Jesús.
  • Circulación o traslación: Este derecho se refiere a que un documento puede circular de forma libre y cambiar de propietario. El acreedor del pagaré podrá cambiar en el tiempo y el último poseedor podrá exigir su pago aunque el suscriptor no conozca al acreedor.
  • Abstracción: El pagaré persistirá y será exigible de forma independiente de la causa que lo originó. Este documento privado consta como el inicio y el final de una obligación, no como un documento accesorio a otro acto jurídico. Es decir, un pagaré siempre se podrá cobrar a no ser que éste sea devuelto o destruido al deshacer el trato. Si esto no sucede, al deudor le costará salir bien parado de una demanda mercantil.
  • Incorporación: Para poder ejercer y reclamar los derechos y obligaciones asociados al pagaré, este tiene que existir y poder exhibirse.

Ventajas y desventajas de su uso

Ventajas

  1. Corto plazo: Los plazos de contratos de este tipo de créditos suelen ser cortos; pueden ser de un día a un año y medio.
  2. Comisiones: En el pagaré no existen comisiones financieras.
  3. Alta rentabilidad: Ofrece mayor rentabilidad que otros productos financieros de inversión y ahorro.

Desventajas

  1. Baja liquidez: Cotizan en el mercado secundario
  2. No garantizado: Si el banco emisor tiene problemas, la única garantía de los pagarés es la solvencia del banco, pudiendo llegar a perder el dinero en caso de quiebra.
  3. Mayor riesgo: Los pagarés no se hallan adheridos a, Fondo de Garantía de Depósitos ni de Inversiones.
  4. Importe mínimo: Normalmente las entidades bancarias exigen un montante de dinero mayor que en otros productos de Ahorro e Inversión.
  5. Comisión de cancelación: Los bancos pueden aplicar comisiones si el cliente quiere recuperar su capital antes de la fecha de vencimiento.

Por lo demás, el pagaré está considerado uno de los métodos más seguros de cobro pero es importante conocer cómo rellenarlos para que se considere como un documento válido. También es interesante saber qué tipos de pagaré existen para conocer cuál se adapta más a nuestras necesidades.

Endosar un pagaré

El endoso de pagarés es una cláusula escrita que consta en el documento o en un suplemento de éste, por la que el beneficiario transmite a otra persona, denominado en este caso tenedor, todos los derechos derivados del mismo. En ese mismo instante, el tenedor pasa a ser el legítimo propietario.

Diferencia entre pagaré y cheque

El pagaré y el cheque presentan características muy similares pero en realidad son diferentes. Conoce cuáles son sus diferencias y cuál es más apropiado para aceptar en tu empresa en ‘Diferencias entre pagaré y cheque’.

Negociar un pagaré

Si quieres obtener el importe de tu apagaré antes de que llegue la fecha del vencimiento, puedes negociar con un banco o una entidad de financiación su descuento. Para realizar una buena negociación, tienes que conocer bien la legalidad del pagaré. Conócela en ‘¿Cómo negociar un pagaré?’ y termina negociando el descuento de tu pagaré de forma favorable.

Cómo rellenar un pagaré

¿Cómo rellenar un pagaré? Esa es la pregunta más importante a hacernos a la hora de emitir uno para que este se considere válido. De lo contrario, un pagaré no se considerará válido.

¿Cómo funciona el vencimiento de un pagaré?

Los pagarés, como cualquier otro título crediticio, constan de una fecha de vencimiento que habrá que cumplir de acuerdo a las legislaciones del estado español. Esta fecha límite de validez debe tomarse con seriedad ya que si se presenta el plazo de vencimiento y no se ha abonado el importe, daría paso al inicio de una instancia judicial. Si quieres conocer más sobre la legalidad que envuelve la fecha de vencimiento de un pagaré visita ‘¿Cómo funciona el vencimiento de un pagaré?’.

Pagaré conformado

Si al aceptar un pagaré lo que más te preocupa es que al finalizar su vencimiento se produzca un impago, tranquilo. Existe un tipo de pagarés que asegura al beneficiario que este documento crediticio se expide desde una cuenta con fondos en la que se retiene el importe nominal del pagaré, asegurando así su pago. Éste es el pagaré conformado.

  • 0

    Nos interesa tu opinión sobre el artículo

    How it works video

    ¿Buscas financiación?

    Gratis y sin compromiso