Tipos de Factoring

Existen muchas formas en que las empresas pueden anticipar la liquidez que necesitan anticipando el cobro de sus pagos aplazados, por ejemplo proveniente de las facturas de sus clientes.

Ya hemos hablado en otras ocasiones del factoring como una de estas herramientas que las empresas utilizan como método tradicional para anticipar la liquidez que necesitan.

En esta ocasión hemos decidido hacer un post mucho más específico para saber qué tipos de factoring existen y en qué consisten.

¿En qué consiste el factoring?

Primero vamos a hacer un breve recordatorio sobre qué es el factoring…

El factoring es Un Instrumento de financiación a corto plazo, destinado a todo tipo de empresas que desarrolla servicios de gestión, administración y garantía de insolvencia por parte de los deudores de los créditos que quieren ceder.

Es decir, consiste en una herramienta financiera que utilizan las empresas para adelantar liquidez que sus clientes les han dejado a deber en un plazo al que no pueden hacer frente.

La empresa de factoring se encargará ahora de cobrar la factura a los deudores a cambio de una comisión, que en muchas ocasiones se convierte en un precio alto por la acumulación de condiciones que van incluyendo a lo largo de todo el proceso.

La importancia de las condiciones

Importante a tener en cuenta si contratamos factoring:

Si queremos contratar el servicio de factoring, tendremos que tener en cuenta muchas de las condiciones que las entidades de factoraje establecen y muchas veces no nos dejan muy claras desde el principio:

  • El cedente tendrá un límite global en sus operaciones.
  • Los deudores también encontrarán límites a la hora de pagar.
  • Se firma un contrato entre el cedente y la compañía factor, después se notifica al deudor.
  • El cedente remite sus operaciones mediante correo electrónico o documentación física la cantidad establecida. Son condiciones previamente acordadas.
  • La empresa factor gestiona toda la operación de cobro al vencimiento de las facturas. Asumirá todo el riesgo de impago en la mayoría de casos (al ser casi siempre sin recurso en España).
  • Cualquier empresa que genere cuentas a cobrar tendrá la posibilidad de hacer factoring.

No te olvides de preguntar en todo momento a la entidad cualquier cosa que no entiendas o que no veas muy claro en el contrato, sino los costes irán subiendo.

Tipos de Factoring.

Vamos a distinguir qué tipos de factoring podríamos contratar, ya que cada uno funciona de una forma diferente:

  • Factoring Sin Recurso:

    El factoring sin recurso sigue siendo una cesión de crédito para conseguir liquidez a tiempo pero lo que le diferencia es que en este caso, la empresa factor asume todo el riesgo en caso de impago del deudor, siempre y cuando sea por causas ajenas a su cliente. Este es el sistema más utilizado normalmente por las empresas dentro de todos estos tipos de factoring.

  • Factoring Con Recurso:

    El factoring con recurso se desarrolla de igual modo que el factoring sin recurso, lo único que cambia es el agente que asume el riesgo. En esta ocasión la empresa de factoring no asumirá ningún tipo de riesgo, repercutiendo a su cliente que le ha solicitado el anticipo de la liquidez cualquier tipo de impago que provenga del deudor. Es decir, devuelve esa deuda a la empresa que solicitó el servicio.

  • Factoring a proveedores:

    El factoring a proveedores, en cambio pasa a ser otra modalidad diferente, es lo que se conoce como Confirming. Se diferencia porque en este caso el objetivo de la empresa que lo solicita es mejorar la gestión de sus pagos a sus proveedores.

    Este sistema permite a los proveedores disponer de forma anticipada el cobro de sus facturas antes de que llegue la fecha de vencimiento pactada con la empresa.

    Debemos tener en cuenta que existen algunas consideraciones que se pueden ir incluyendo a la hora de hacer el contrato. Por ejemplo:

  • Factoring Secreto:

    Se puede hacer una cesión de crédito pero la condición es mantener en secreto la identidad del cliente que lo solicita. Normalmente las empresas que hacen esto es para no perder las confianza de sus clientes y que estos no piensen que tienen apuros financieros.

  • Factoring Nacional:

    La cesión de crédito cuando la empresa que lo solicita y su cliente, quien será el deudo, residen en el mismo país.

  • Factoring Internacional:

    Cuando ambos, tanto la empresa que solicita el servicio y su cliente, se encuentran en países diferentes.

  • 0

    Nos interesa tu opinión sobre el artículo

    How it works video

    ¿Buscas financiación?

    Gratis y sin compromiso