Descuento de pagarés: te lo explicamos en 5 minutos

En el norte de Italia, durante la Edad Media, se creó uno de los sistemas de pago más antiguos hasta el momento. En ese momento, su función era evitar llevar el dinero en efectivo en largos tramos donde las probabilidades de encontrarse un bandolero eran muy altas. Actualmente, el pagaré es una forma muy habitual de método de cobro, normalmente utilizado por el sector de la construcción. Con el tiempo, el pagaré se ha contemplado en la legalidad e incluso es posible realizar con él un descuento de efectos. En este post aprenderemos cómo realizar un descuento de pagarés y por qué es una buena opción para nuestra empresa.

¿En qué consiste el descuento de pagarés?

El descuento de pagarés es un servicio que permite al beneficiario de un pagaré cobrarlo antes de la fecha de vencimiento y, en algunos casos, asegurarse el cobro del mismo. Este servicio, que ofrecen las entidades de financiación, permite al beneficiario conseguir liquidez al momento de forma rápida y sencilla.

Por su parte, las entidades de financiación anticiparan la totalidad del importe del pagaré excepto la comisión por la realización del servicio. Esta comisión puede variar dependiendo si acudimos a un banco o a una entidad de financiación.

La mayoría de negocios normalmente esperan poder cobrar el pagaré sin tener que recurrir al descuento. Aun así, en las empresas surgen necesidades puntuales que obligan a solicitar ese descuento. Las empresas que normalmente recurren a este servicio son pequeñas y medianas empresas que necesitan conseguir dinero de forma rápida para que sus negocios puedan seguir creciendo.

Ventajas y desventajas de descontar pagarés

El descuento de pagarés puede ser una buena opción para nuestra empresa en determinadas ocasiones. Hay diferentes ventajas de hacerlo:

  • Flexibilidad: El servicio de descuento de pagarés permite al beneficiario descontar sólo aquellos documentos que crea necesarios. No requiere una línea de descuento expressa que te oblige a descontar todos tus documentos crediticios de golpe.
  • Fuera impagos: Algunas entidades de financiación, asumen el riesgo de impago en caso de que el emisor no abone el importe llegada la fecha de vencimiento.
  • Mejora de las ratios de balance: Con el descuento, se reduce el saldo de los clientes y disminuyen los plazos de cobro. Eso sí, si optáis por descontar vuestros pagarés a través de un banco, a la vez que mejora nuestra ratio de balance también aumenta nuestra deuda.
  • Rapidez: Consigues financiación de forma inmediata, consiguiendo solucionar de forma rápida los problemas de liquidez.

Si quieres conocer más ventajas del descuento de pagarés, los encontrarás en este post de Rankia. Aun así, la principal desventaja es:

  • El coste: Adelantar el cobro a la fecha de vencimiento tiene un precio. Es decir, que si adelantamos el cobro no cobraremos la totalidad del importe que nos corresponde por el pagaré. La entidad de financiación te cobrará un tanto por ciento por el anticipo y perderemos una parte del beneficio por venderlo antes de plazo.

¿Qué se requiere para realizar el descuento?

La entidad de financiación o banco que se encargará de realizarnos el descuento nos pedirá la factura y el pagaré en cuestión. Una vez se hayan entregado estos dos documentos, se llevará a cabo el acuerdo legal y en pocas horas ya será posible realizar el descuento.

A la hora de descontar un pagaré se pueden optar a dos opciones:

  • Descuento de pagarés con recurso: El beneficiario descuenta su pagaré con la entidad financiera, pero asume el riesgo de impago. Es decir, si llegada la fecha de vencimiento el emisor del pagaré no ha pagado, el beneficiario tendrá que pagar el importe a la entidad.
  • Descuento de pagarés sin recurso: El beneficiario descuenta su pagaré con la entidad financiera sin asumir el riesgo de impago. Es decir, si llegada la fecha de vencimiento el emisor del pagaré no ha pagado, la entidad financiera asume el impago.

Como se puede ver, el descuento de pagarés suele ser un proceso bastante rápido y sencillo y normalmente resulta muy económico en relación a la concesión de un crédito. En relación a las últimas décadas, los pagarés se han convertido en una de las formas de pago más populares gracias a lo fácil que es realizarlos y por que a través del descuento podemos obtener liquidez inmediata. Además, cada vez existen más empresas de descuento de pagarés que ofrecen un muy buen servicio.

En quién confiar: bancos

A la hora de decidiros a descontar un pagaré tenéis dos opciones a elegir: los bancos y las entidades de financiación alternativas. La rapidez es una de las ventajas más notables de las entidades de financiación enfrente de los bancos, ya que estos últimos realizan muchas comprobaciones para garantizar que no haya impagos y sumado a esto, suelen pedir garantías.

En el caso de las entidades de financiación, normalmente centran el estudio en el emisor y no en la empresa y no realizan tantas comprobaciones. Además, estas no piden garantías y suelen ofrecer un servicio de atención más personalizada que las entidades bancarias. Es decir, en general el proceso para conseguir financiación suele ser más rápido si se hace a través de una entidad de financiación.

Pero aún así, los bancos también presentan algunas ventajas respecto las entidades de financiación. Al ser más grandes que su competencia siempre podrán ofrecer otros servicios complementarios y asimismo los bancos suelen aceptar un rango más amplio de empresas; tanto por tamaño como por sector. Para que se entienda, es más posible que como empresa se encuentre una oferta de financiación que encaje más con lo que buscamos que una entidad de financiación.

Pero por otra parte, los bancos suelen cargar muchos costes adicionales en comparación a las entidades de financiación que son mucho más transparentes y sólo aplican la tasa de descuento. En los bancos nos pueden cobrar hasta cuatro tipo de comisiones diferentes y de forma oculta.

Asimismo, si el pagaré se descuenta a través de una entidad de financiación esta no afectará a la CIRBE de la empresa, cosa que sí afecta si se hace a través de un banco ya que están obligados por ley a informar de las deudas bancarias incurridas por las empresas.

¿Qué es un pagaré?

El pagaré es un documento que contiene la promesa de una persona, el emisor, a pagarle a otra persona, el beneficiario, un importe en un plazo de tiempo determinado. El avalista, puede ser un tercer sujeto que interviene en la realización de un pagaré, pero habitualmente estos títulos de crédito no suelen contar con uno. El pagaré está considerado uno de los métodos de cobro más seguros y además, presentan como ventaja que pueden cobrarse de forma anticipada a través del servicio de descuento de pagarés.

Tipos de pagaré

Existen muchos tipos de pagarés pero para descontarlos hay que conocer estos dos tipos ya que determinarán cómo endosarlo:

  • Pagaré a la orden: Si un pagaré es a la orden indica que se puede transmitir mediante endoso a un tercero, es decir, se podrá descontar sin ningún problema en cualquier entidad de financiación.
  • Pagaré no a la orden: Si un pagaré es no a la orden indica que el titular de éste tiene la prohibición de endosar el pagaré a un tercero, sólo él puede ser el propietario. Aún así, se puede transmitir por cesión ordinaria. Se le comunica al emisor por vía notarial pero él tiene el derecho a negarse. Si éste último no se opone, se da por entendido que el importe se pagará a un tercero llegada la fecha de vencimiento del pagaré.
  • 0

    Nos interesa tu opinión sobre el artículo

    How it works video

    ¿Buscas financiación?

    Gratis y sin compromiso