¿En qué consiste el descuento comercial?

Actualmente las empresas tienen al alcance distintas formas de de conseguir liquidez para su empresa rápidamente. Una de ellas es el descuento de efectos, pero tenemos que conocerlas todas para poder escoger la opción más adecuada de todas ellas. En este post conoceremos en el descuento comercial: qué es, qué tipos existen, cuáles son sus ventajas e inconvenientes y cómo se hace.

Definición de descuento comercial

El descuento comercial es un tipo de descuento de efectos que consiste en una operación de financiación a corto plazo ofrecida por entidades financieras. Un cliente presenta un título de crédito a una entidad financiera para que esta le anticipe el importe del crédito que aún no ha vencido. Esto supone la sesión de dicho crédito a la entidad, que a partir de ahora se encargará de la gestión de cobros del crédito al deudor del cliente.

La empresa recibirá un anticipo del valor nominal menos los intereses que se generen de esta operación y los gastos de gestión. Además, cederá a la entidad una porción de los derechos de cobro futuros (aún no vencidos) de la empresa, debidamente documentados en el documento de crédito.

El descuento se podrá llevar a cabo con las siguientes formas de créditos comerciales a corto plazo (a 30, a 45 y/o a 60) admitidas por nuestra legislación:

  • Pagarés
  • Recibos
  • Letras de cambio
  • Facturas

En el descuento comercial la entidad financiera no asume el riesgo de impago por parte del deudor, es decir que si finalmente el deudor no paga dichas facturas el coste es asumido por el cliente. En este caso, la entidad financiera cargará a su cliente el nominal del crédito más una comisión.

Antes de aceptar anticipar un importe, normalmente la entidad financiera solicita avales o garantías de su cliente. Esta puede negarse a aceptar aquellos efectos que se le presenten a anticipar que él estime oportunos.

Es decir, en el descuento comercial intervienen tres partes:

  • Cliente: Empresa que contrata los servicios de la entidad de crédito y que busca anticipar uno o varios créditos.
  • Entidad financiera: Entidad que se encarga de anticipar el pago de las créditos pendientes de su cliente.
  • Deudor: Persona que emite el crédito comercial al cliente del descuento comercial por haber recibido productos o servicios de él.

Esta operación está destinada a proporcionar liquidez a las empresas cliente sin tener que esperar al vencimiento de los créditos y permite eliminar costes administrativos derivados de la gestión de cobros. Aún así, existen otras alternativas de financiación a corto plazo, como el factoring o el descuento de pagarés, que resultan menos costosas.

Hay distintas formas de realizar un descuento comercial. Se pueden diferenciar dependiendo de la frecuencia de su uso, en función de las comisiones y gastos acordados con el cliente y en función del tipo de efecto que se descuenta.

Image Alt: Descuento Comercial

¿Qué tipos de descuentos comerciales existen?

En función de frecuencia de uso:

  • Línea de descuento permanente: El cliente hace uso del servicio de descuento de forma recurrente con la entidad financiera. La entidad y el cliente negocian las condiciones sobre el volumen de efectos a descontar, requisitos para la renovación y tipo de intereses.
  • Descuento circunstancial: El cliente hace uso del servicio de descuento de forma puntual. A veces las empresas, por diferentes motivos, se pueden encontrar con la necesidad de requerir liquidez y hacen uso del descuento comercial de forma excepcional.

En función de las comisiones que la entidad financiera acuerda con el cliente:

  • Ordinario: Al valor nominal se le descuenta tanto las comisiones como los intereses. Es el más común.
  • Forfait: Las comisiones como el tipo de interés aplicados son fijos. No varían en función del plazo de vencimiento ni de los posibles riesgos.

En función del tipo de efecto comercial que se descuenta. El proceso es diferente dependiendo del tipo de efecto que se descuente:

  • De letras de cambio: Para realizar un descuento de una letra de cambio, el librado tiene que aceptarla y devolverla al librador. Solo así se podrá descontar mediante el endoso a una entidad de crédito. La aceptación de la letra es de carácter voluntario y obliga al deudor a pagarla a su vencimiento. La entidad de financiación se guarda el derecho de penalizar el descuento de letras no aceptadas con una comisión. Además, es conveniente que el pago de la letra esté domiciliado en una entidad de crédito ya que también existe una penalización por falta de domiciliación. En este sentido, las letras aceptadas y domiciliadas son las que menor riesgo de impago presentan.

  • De pagarés cambiarios: Tanto si el pagaré es nominativo o extendido a la orden, su descuento comercial funciona igual que el de la letra de cambio. Este se endosa a la entidad financiera y tiene que acompañarse con los correspondientes timbres para que haya una mayor facilidad judicial para recuperar el dinero si se produce un impago. Habitualmente la entidad bancaria calcula el importe correspondiente a éstos, ejerciendo funciones de entidad liquidadora y recaudadora de la Agencia Tributaria, y los adeuda a la empresa detallando en los gastos de remesa correspondientes.

  • De recibos negociables: Si se expiden a la orden, como los pagarés, su descuento no se diferencia del de las letras ya que están sometidos al pago de los timbres correspondientes. Los recibos se pueden descontar a través de la banca electrónica o mediante el envío de ficheros que incluyan sus datos con formato normalizado, consiguiendo simplificar las tareas administrativas y reducir movimientos de papeles y desplazamientos.

Existen distintas clasificaciones de descuento comercial, Edufinet por ejemplo las clasifica de otra manera. Aun así, el descuento comercial, como toda operación financiera, tiene sus pros y sus contras. Conozcámolos.

Ventajas e inconvenientes

Ventajas

Para la empresa:

  • Es una operación de financiación muy accesible: la mayoría de empresas generan crédito comercial en su actividad cotidiana y realizar su descuento es bastante sencillo.
  • La póliza firmada no tiene un vencimiento explícito.
  • Al producirse el endoso de los efectos comerciales, el descuento comercial consume pocas garantías.

Para la entidad financiera:

  • Según la Ley Cambiaria, no tiene que asumir el riesgo de impago y puede actuar contra el cliente o el deudor en caso que esto suceda.
  • Todos los intereses y gastos se cobran por anticipado por lo que la rentabilidad del dinero prestado es muy alta

Inconvenientes

Para la empresa:

  • Es una instrumento de financiación caro; sumando los gastos y las comisiones nos encontramos con tasas muy elevadas.
  • El descuento comercial es muy inflexible. Una vez descontado el crédito no hay forma de anular o retroceder los intereses y gastos.
  • Control exhaustivo en el riesgo de cada uno de los créditos comerciales que se quieren descontar.

Estás son las ventajas y los inconvenientes de realizar un descuento comercial pero ¿Cómo se hace? Sigue leyendo si quieres conocer cómo realizarlo.

¿Cómo descontar un crédito comercial?

Muchas personas confunden el descuento comercial con el descuento racional, aunque presentan muchas similitudes, no son lo mismo. Así que antes de decidirte a realizar el descuento tienes que tener clara la diferencia entre ambos. Una vez lo hayas hecho, tendrás que seguir tres sencillos pasos:

  • Contratación: Para utilizar este instrumento de financiación se firma una póliza de riesgo en la que se establece:

    • Límite máximo de efectos que podemos tener descontados simultáneamente.
    • Período máximo de anticipo: Días entre la fecha de descuento del crédito hasta su vencimiento.
    • Comisiones y gastos: Todas las comisiones y gastos a que están sujetas todas las partes que intervienen en el descuento comercial.
    • Días mínimos: Período mínimo de antelación con que se han de presentar los efectos al descuento a su fecha de vencimiento. Normalmente se hace a quince días. Si el crédito comercial se descuenta con menos tiempo, se liquidarán intereses por el período de revisión de intereses.
    • Tipo de interés: En la póliza se fija tanto el período de revisión de intereses, habitualmente trimestral, como el índice de referencia y diferencial a utilizar. El descuento comercial normalmente utiliza un tipo de interés variable.
  • Presentación de efectos al descuento: Una vez la empresa ha recibido o generado documentos de cobro contra sus deudores, los presenta ante la entidad financiera agrupados en lo que llamamos una remesa. Esta se presenta a la entidad financiera de dos maneras:

    • Físicamente: Si se utilizan documentos de crédito comercial como pagarés.
    • Electrónicamente: Recibos bancarios que cumplan la legalidad de emisión de las letras de cambio y una vez liquidados se transforman en letras domiciliadas no aceptadas.

Una vez presentada la remesa y admitidos los efectos, se procede a la liquidación de los intereses y gastos de cada uno de los créditos que la conforman. La entidad financiera nos abonará el efectivo (menos las comisiones y tasas) en la cuenta determinada al efecto.

  • Vencimiento de la remesa:

Es bueno que en una misma remesa hayan créditos con distintos plazos de vencimiento. A medida que estos van llegando a la fecha de vencimiento, la entidad los va presentando a los deudores correspondientes para que atiendan al pago.

Si uno de los deudores no atiende al pago, la entidad devuelve el crédito a su cliente cargando en nuestra cuenta el nominal del crédito más una comisión por devolución.

Puesto que las entidades que ofrecen financiación para empresas tardan una media de dos semanas en calcular el coste de financiación, NoviCap desarrolló una herramienta que permite calcular el coste de financiación de cualquier empresa de manera automática, gratuita y sin compromiso. Puedes probarla aquí:

Calcula tu coste de financiación de manera gratuita aquí:

  • 0

    Nos interesa tu opinión sobre el artículo

    How it works video

    ¿Buscas financiación?

    Gratis y sin compromiso