Confirming sin recurso: ¿Qué es?

El confirming es un método de gestión de cobro de facturas a clientes. Este mecanismo también llamado factoring o pago confirmado de proveedores, nos ayuda a solventar problemas de falta de confianza entre operaciones de cliente-proveedor. Este hecho hace que este servicio sea interesante tanto para cliente como proveedor. Eso sí, al acceder a este tipo de servicios tenemos que conocer qué tipos de confirming existen antes de decidirnos a anticipar una factura. En este post, conoceremos en qué consiste el confirming sin recurso y lo compararemos con el confirming con recurso.

Pero antes de entrar en detalles específicos sobre el confirming, quizá te interese saber qué condiciones tienes para descontar tus facturas y/o pagarés. Puedes probar esta herramienta gratuita e instantánea y sin compromiso aquí:

Calcula tu coste de financiación de manera gratuita aquí:

¿Qué es el confirming sin recurso?

Cuando se anticipa la factura de un cliente, la entidad de financiación te ofrecerá realizar un confirming con recurso o sin recurso.

En este caso, el confirming sin recurso se caracteriza por asegurar el cobro haciendo que el riesgo de impago recaiga en la entidad financiera . Una vez alcanzado el plazo de vencimiento del crédito comercial, a la entidad financiera le será imposible cobrar el importe de la deuda de su cliente ni exigirle que su dinero sea devuelto. En todo caso, será la entidad de financiación la que asumirá el riesgo de impago.

Por otro lado, el confirming con recurso traslada el riesgo de impago al proveedor eliminando la seguridad en el cobro. Si se decide adelantar el dinero de la deuda pero al vencer el plazo el cliente no paga, la deuda la pagará el proveedor que lo anticipó. En caso que se produciera un caso de impago, la operación se asemejaría al descuento comercial.

Ventajas e inconvenientes del confirming sin recurso

Para conocer las ventajas e inconvenientes que presenta el confirming sin recurso, dependerá de si contratas el servicio como proveedor o como cliente. Veámoslo:

  • Si eres proveedor: En este caso es obvio que realizar un confirming sin recurso es la mejor opción; en caso de impago la entidad de financiación se hará cargo de él y no repercutirá en el proveedor.
  • Si eres cliente: En este caso, dependiendo de lo que busque el cliente nos convendrá más realizar un confirming con recurso o sin recurso. Normalmente, para olvidarse de casos de impago, la mayoría de las empresas deciden contratar servicios de confirming con recurso y librar al proveedor de hacerse cargo de él. Aún así, antes de decidir qué opción es mejor para nuestra empresa, tenemos que tener en cuenta nuestra relación con el proveedor. El confirming con recurso es más costoso pero si sabemos que hemos tenido problemas de impago recurrentes con este proveedor, será mejor realizarlo de esta forma. El número e importancia de los proveedores a los que se acuerda pagar mediante la confirmación de pagos también es un dato relevante y a tener en cuenta para decidirnos entre un servicio u otro.

Por otro lado, el confirming sin recurso será la mejor opción si el cliente busca asegurar el cobro a sus proveedores y de esta manera mejorar su relación.

Independientemente del servicio que se contrate, antes de firmar el contrato es importante que se tenga claro si el pago a proveedores se va a efectuar con o sin recurso, para evitar que ambas partes se encuentren en situaciones graves que no se esperaban en un futuro.

  • 0

    Nos interesa tu opinión sobre el artículo

    How it works video

    ¿Buscas financiación?

    Gratis y sin compromiso