Factoring a proveedores

Una de las herramientas que podemos encontrar a la hora de informarnos sobre la gestión de la tesorería de una empresa, es el factoring a proveedores. No lo debemos confundir con lo que conocemos como factoring a secas, ya que ambos tienen el objetivo de adelantar efectivo pero están dirigidos a personas diferentes.

¿Qué es el factoring a proveedores?

El Factoring a Proveedores, también conocido como confirming o “pago confirmado de proveedores”.

Hablamos de proveedores porque es un sistema que consiste en gestionar el pago a estos para adelantar el cobro de sus facturas en lugar de esperar a la fecha de vencimiento pactado con la empresa.

Es decir, el confirming es uno de los tipos de factoring que existen o, al mismo tiempo, una herramienta que permite pagar a los proveedores en la fecha que se deba en caso de no disponer del efectivo suficiente.

¿Y esto cómo es posible?

Gracias a las entidades financieras que ofrecen este servicio prestando la cantidad que la empresa necesite en un momento determinado.

El proceso consiste en que las empresas al contratar a una tercera entidad financiera, esta les aplica una comisión por el servicio. Además, los proveedores que quieran adelantar avanzar el pago para obtener la liquidez pagarán un tipo de interés por ese anticipo.

La comisión y el tipo de interés puede variar mucho y dependerá de muchos factores. El factoring a proveedores normalmente lo usan las empresas que tienen un volumen de negocio estable y con ventas repartidas entre varios clientes. De esta manera se podrá garantizar un menor riesgo de impago.

Figuras dentro del factoring a proveedores.

Las personas que permiten llevar a cabo todo el proceso de esta herramienta son tres fundamentales:

  • Cliente o Empresa emisora del factoring a proveedores: Será aquella empresa que quiere adelantar el pago del servicio. Es decir aquella que contrata los servicios de confirming a una entidad de crédito.
  • Normalmente suelen ser empresas grandes que buscan simplificar y optimizar la gestión de pagos porque tienen una gran cantidad de proveedores.
  • Entidad de crédito: Será aquella empresa que se encargue de gestionar el pago de las facturas pendientes de pago por parte de la empresa emisora. Es decir, la intermediaria entre la empresa y sus proveedore. A partir de ahora estos tendrán que mediar con ella y no con su principal empresa con la que realiza el sistema de compraventa.
  • Proveedores: Aquellas personas que realizan alguna actividad de compraventa con la empresa que va a solicitar el servicio de factoring a proveedores y a quienes se les va a adelantar el pago de las facturas que emiten. Es decir, el beneficiario del sistema factoring a proveedores, normalmente suelen ser más de uno por empresa.

Tipos de factoring a proveedores.

El factoring a proveedores sigue siempre un mismo proceso que será el de adelantar el efectivo, pero existe una diferencia dependiendo de quién asuma el riesgo de las operaciones:

  • Factoring a proveedores con recurso: En este caso, el riesgo de impago se encontrará en la figura del proveedor. Es decir, la empresa que realiza el factoring a proveedores no asumirá ningún riesgo en caso de insolvencia por parte de su cliente.
  • Factoring a proveedores sin recurso: Ahora, será la empresa que realiza el factoring a proveedores quien asuma el riesgo de las operaciones en caso de que su cliente no pueda llegar a pagar. La mayoría de los casos suelen ser sin recurso, por ser el más común y demandado por las pymes.

¿Cómo se lleva a cabo el pago?

El pago podrá realizarse a través de una de las siguientes formas, en función de cómo desee el beneficiario:

  • Mediante efectivo, después de deducir los intereses y comisiones que le correspondan a la operación, en la cuenta del banco del proveedor que corresponda.
  • A través de un cheque bancario a favor del proveedor, por el valor efectivo.
  • Con orden de transferencia por el importe efectivo a la cuenta bancaria que se desee.
  • 0

    Nos interesa tu opinión sobre el artículo

    How it works video

    ¿Buscas financiación?

    Gratis y sin compromiso