Descuento de facturas

Son muchos los problemas a los que se enfrentan las empresas cada día, y muchas de ellas consideran que la falta de financiación es uno de ellos. En este post vamos a tratar el descuento de facturas para demostrar que el acceso a la financiación no tiene por qué ser un inconveniente hoy en día, sino un mero trámite que forme parte de la actividad diaria de la empresa.

Debido a que en España un 83% de las pymes se ven afectadas por la falta de acceso a la financiación, existen múltiples plataformas que utilizan ciertas herramientas a las que poder recurrir. El descuento de facturas es una de ellas, de hecho una de las más importantes.

¿Por qué el descuento de facturas?

Como sabemos, las facturas son documentos o recibos que demuestran que un cliente ha comprado un producto o servicio. Están a la orden del día, todas las empresas pueden emitir facturas, para dejar constancia y asegurarse de obtener el cobro por su servicio prestado.

Desgraciadamente la obtención de esa percepción muchas veces no se realiza cuando se debería, es decir, no suele recibirse a corto plazo. Este es el problema que se les presenta a las empresas que emiten las facturas, pues necesitan la liquidez para las operaciones de su día día y sin ella no pueden cubrir esos gastos. Aquí es donde el descuento de facturas adquiere todo el protagonismo.

Qué es el descuento de facturas

En primer lugar, podríamos definir el descuento de facturas como un tipo de descuento de efectos. Es decir, es una fuente de crédito a corto plazo, normalmente utilizada por las pymes para asegurar su liquidez y poder financiar las operaciones de cada mes.

Esto es muy importante para mantener un buen flujo de caja, ya que permite crear reservas para la empresa. De esta manera se puede gestionar mejor la solvencia de la entidad. La característica principal de este sistema, es que convierte inmediatamente las facturas en disponible para la empresa. El descuento de facturas puede ser la solución perfecta para todas las empresas que se encuentren con problemas de financiación, ya que permite obtener la liquidez de las facturas de manera más inmediata. Esto les va a permitir olvidarse de preocupaciones mientras su negocio va creciendo. En la mayoría de casos, las pymes combinan el descuento de facturas simultáneamente con otros servicios de financiación para agilizar la falta de tiempo.

El descuento de facturas viene a ser parecido a lo que conocemos como factoring tradicional, llevado a cabo por compañías que ofrecen un servicio de anticipo de facturas, pero de manera menos innovadora ya que no cuentan con las ventajas que ofrece la tecnología.

Estas ventajas son adoptadas por las nuevas plataformas de financiación alternativa, entidades que han decidido utilizar la forma online para ayudar a otras empresas, haciendo del proceso mucho más sencillo, fácil y cómodo para todos, lo que finalmente va a reducir muchos costes de transacción.

El factoring tradicional es un proceso que, aunque también proporciona financiación, las entidades que lo llevan a cabo establecen unos plazos que no pueden considerarse suficientemente rápidos para las empresas que lo necesitan. Por lo tanto el problema que realmente tienen las pymes queda sin resolverse.

A veces puede existir cierta confusión entre términos, por ejemplo, al descuento de facturas también podemos referirnos como anticipo de facturas.

No nos pongamos nerviosos pensando que son herramientas diferentes o que tienen diferente procedimiento, de ningún modo. La diferencia se encuentra en la forma de llamarlos y desde el punto de vista en el que nos situemos como persona que realiza la operación.

Se pueden usar indistintamente ambos términos pero vamos a hacer una breve explicación de por qué se les llama así.

  • Hablamos de anticipo de facturas principalmente desde el punto de vista de la Pyme que quiere cobrar el efectivo de sus facturas a corto plazo y por ello acude a una plataforma de financiación alternativa. Como bien dice la palabra, la pyme desea adelantar ese dinero.
  • Por otro lado, descuento de facturas es básicamente sinonimo de anticipo, pero ahora visto desde el punto de vista de la empresa intermediaria o plataforma que va a adelantar el efectivo. Convertir las cuentas por cobrar en efectivo. Se trata de ir disminuyendo el número de facturas que van llegando a la plataforma.

Obtención de recursos mejorando los flujos de caja. Ventajas.

¿Sabías que en España se tarda una media de 83 días en pagar las facturas? Para cualquier empresa estos plazos pueden ser una locura, pero es la realidad. Por eso le damos tanta importancia al descuento de facturas.

Para justificar dicha importancia, os contamos los beneficios que una empresa obtiene al utilizar este servicio mediante financiación alternativa:

  • Maximizar el ciclo de caja de la empresa.
  • Disminuir los gastos administrativos relacionados con el cobro.
  • Lo más importante, acelerar la reinversión y el crecimiento de la empresa.
  • Evitar el pago de comisiones constantes que las entidades tradicionales establecen.
  • Evitar los avales y garantías que otras entidades exigen presentar y que elevan el coste de la transacción.

¿Quiénes participan en el descuento de facturas?

Si nos fijamos en todos los factores de los que hemos estado hablando hasta ahora, es necesario fijarnos en tres agentes fundamentales para que pueda llevarse a cabo el descuento de facturas. Pero también debemos tener en cuenta que el descuento de facturas podrá ser con recurso y sin recurso, lo que también podrá afectar a alguno de estos tres agentes:

  • Empresa que solicita el servicio, normalmente pyme.
  • Plataforma que ofrece el servicio o factor.
  • Tercera empresa o cliente de la primera. Quien deja a pagar la factura que será adelantada.

¿Cómo actúan entre ellos?

  1. En primer lugar, tenemos una empresa cedente (pyme) que a su vez tiene un cliente con el que tiene una relación empresarial. No se cobra la factura a corto plazo porque este último suele pagar a través de transferencia bancaria o un pagaré con una fecha de cobro alejada en el tiempo, dejando a la empresa sin liquidez en ese momento.
  2. Aquí es donde entran en juego las entidades de financiación. Las empresas que quieren adelantar un pagaré o factura recurren a las plataformas o factor para cederles su derecho de cobro.
  3. El factor adelanta liquidez a la empresa y asume la deuda que tiene su cliente, para cobrar la factura en la fecha que corresponde al cliente de la primera.

Tecnología: protagonista en el descuento de facturas.

Como sabemos, hoy en día el mercado está generalmente estructurado a través de Internet. La financiación alternativa ha querido aprovechar la forma online para crear un proceso de solicitud financiera y de contratación mucho más sencillo y rápido. De esta manera los costes de las transacciones se ven reducidos al máximo y además evitamos un estrés innecesario. Según el informe realizado por la Universidad de Cambridge, la financiación alternativa online ha crecido un 144% en Europa durante el 2014. Con este éxito y teniendo en cuenta que en España la mayoría de las empresas son pymes, contamos con el escenario perfecto para llevar a cabo este sistema.

¿Qué características hacen que la financiación alternativa sea un método diferente?

Para terminar, debemos dejar claro que este rápido crecimiento es debido a las peculiaridades de sistema:

  • Elegir la factura que se quiera descontar
  • Transacción en cuestión de horas. Normalmente de 24 a 72 horas.
  • Ayuda constante, ya sea online o telefónica.
  • Al tratarse de operaciones gestionadas por inversores privados, se evita la dependencia bancaria, sin afectar la CIRBE y permitiendo un mejor credit scoring.
  • 0

    Nos interesa tu opinión sobre el artículo

    How it works video

    ¿Buscas financiación?

    Gratis y sin compromiso