Descuento de efectos

Para aquellas empresas que cuentan con clientes recurrentes y acostumbrados al pago de sus facturas de manera tardía, será lógico recurrir a herramientas de financiación como es el descuento de efectos.

Los largos términos de pago que irrumpen el ciclo de compraventa entre las empresas, hacen que el resto de sus operaciones se vean afectadas por la falta de liquidez momentánea.

Ante este problema que afecta sobre todo a las PYMEs, se ha recurrido al descuento de efectos. Ya que es un tipo de financiación que les permite acceder de forma más directa al capital de sus facturas.

Descuento de efectos

Cuando hablamos de descuento nos referimos al anticipo de una liquidez que viene contraída al generar un tipo de documento o efecto correspondiente a este tipo de operaciones. Es posible descontar varios y diferentes documentos que veremos más adelante, por ejemplo el descuento de pagarés, de facturas, cheques… etc.

Como decíamos la acción de descontar consiste en la valoración de uno de esos documentos, que posee una determinada cantidad de dinero que aún no se ha cobrado y que se quiere adelantar. Esa valoración conlleva una serie de intereses que benefician a una de las partes que ayudan a facilitar liquidez de manera anticipada.

Dependiendo del tipo de documento, el procedimiento se llamará de una manera u otra, pero la acción es prácticamente similar: se realiza el anticipo de un documento emitido con fecha de cobro a largo plazo.

Para poder cobrarlo antes de la fecha indicada se recurre a una entidad que permita la posibilidad anticipar la cuantía que se necesita mediante el adelanto de esa cantidad.

Estamos de acuerdo en que el procedimiento puede ser similar entre los distintos documentos, pero ¿qué es lo que diferencia unos de otros?

Diferencia entre documentos

Al descontar un efecto, los documentos que nos podemos encontrar son: cheques, pagarés o letras de cambio. Presta atención al siguiente cuadro comparativo, de un simple vistazo podrás descubrir las diferencias entre ellos:

Diferencia entre documentos

Tipos de descuentos.

Como ya decíamos hay varios tipos de documentos que actúan en el descuento, pero cada uno de ellos va dirigido a una finalidad diferente. Además de estos, existen diversas formas de descontar documentos o efectos. Para hacernos una idea más global vamos a enumerar y desglosar los tipos de descuento de efectos que hay:

  • Descuento de cheque
  • Descuento comercial
  • Descuento de facturas.
  • Descuento de pagarés.
  • Descuento de letras de cambio.
  • Línea de descuento.

Descuento de cheque.

Dentro del descuento de efectos encontramos el cheque. Este es un documento que equivale a dinero efectivo para realizar un pago. Si la fecha de cobro es la misma que la de expedición, podemos cobrarlo en ese momento acudiendo a una entidad bancaria. En cambio, la fecha de cobro puede ser diferente a la de expedición, teniendo que ser cobrado más tarde. Esto lo hacen muchas empresas que no pueden pagar en el momento, en lugar de utilizar un pagaré, utilizan el cheque como documento que verifique que se va a pagar.

Esta es la práctica del cheque de pago diferido, o simplemente cheque diferido. Es decir, el cheque es emitido en una fecha pero va a ser cobrado en una fecha posterior. Es una orden librada contra una entidad bancaria por el titular de una cuenta corriente para que lo cobren en una fecha posterior a la de su emisión inicial.

El riesgo que se asume es por parte del deudor ya que este deberá certificar que el cheque tiene los fondos suficientes para hacer frente al pago.

Descuento comercial.

El descuento comercial es una operación de financiación a corto plazo ofrecida por las entidades financieras a un cliente al que presentan un título de crédito para que anticipar el importe del crédito que aún no ha vencido. Esto supone la cesión de dicho crédito a la entidad, que a partir de ahora se encargará de la gestión de cobros del crédito al deudor del cliente.

Similar al cheque pero con documentos diferentes. En esta ocasión el descuento se podrá llevar a cabo a través de los siguientes títulos comerciales a corto plazo (a 30, a 45 y/o a 60):

  • Pagarés
  • Recibos
  • Letras de cambio
  • Facturas

En el descuento comercial la entidad financiera no asume el riesgo de impago por parte del deudor, es decir que si finalmente el deudor no paga dichas facturas el coste es asumido por el cliente. En este caso, la entidad financiera cargará a su cliente el nominal del crédito más una comisión.

Descuento de facturas.

El descuento de facturas es una fuente de crédito a corto plazo, normalmente utilizada por las pymes para asegurar su liquidez y poder financiar las operaciones de cada mes.

Esto es muy importante para mantener un buen flujo de caja, ya que permite crear reservas para la empresa. De esta manera se puede gestionar mejor la solvencia de la entidad. La característica principal de este sistema, es que convierte inmediatamente las facturas en disponible para la empresa. El descuento de facturas puede ser la solución perfecta para todas las empresas que se encuentren con problemas de obtención de financiación, ya que permite conseguir la liquidez que se necesita a partir de sus propias facturas, de la manera más inmediata. Esto les va a permitir olvidarse de preocupaciones mientras su negocio va creciendo. En la mayoría de casos, las pymes combinan el descuento de facturas simultáneamente con otros servicios de financiación para agilizar la falta de tiempo.

Descuento de pagarés.

El descuento de pagarés es un servicio que permite al beneficiario del documento cobrarlo antes de la fecha de vencimiento y, en algunos casos, asegurarse ese cobro. Este servicio, que ofrecen las entidades de financiación, permite al beneficiario conseguir liquidez instantánea de forma rápida y sencilla.

Por su parte, las entidades de financiación anticiparán la totalidad del importe del pagaré excepto la comisión por realizar el servicio. Esta comisión puede variar dependiendo de si acudimos a un banco o a otro tipo de entidad financiera.

La mayoría de negocios normalmente esperan poder cobrar el pagaré sin tener que recurrir al descuento. Aun así, en las empresas surgen necesidades puntuales que obligan a solicitarlo. Las empresas que normalmente recurren a este servicio son pequeñas y medianas empresas que necesitan conseguir dinero de forma rápida para que sus negocios puedan seguir creciendo.

Descuento de letras de cambio.

El descuento de una letra de cambio, es una operación mediante la cual la empresa con el documento en su poder, acude a una entidad financiera con el objetivo de endosarle la letra, a cambio de recibir el adelanto del importe.

Como ya hemos visto anteriormente, el descuento de letras de cambio se realiza de la misma manera que el resto de operaciones, con la excepción del tipo de documento.

Línea de descuento.

En esta ocasión la línea de descuento es un producto financiero que sigue las mismas pautas que los anteriores descuentos pero que consta de alguna peculiaridad.

Cuando hablamos de línea de descuento también nos referimos al adelanto de una cantidad de efectivo, pero en esta ocasión no será un solo documento sino un conjunto de documentos que se irán descontando a lo largo del tiempo. No existe un documento específico para esta práctica sino que, utilizando alguno de los documentos anteriormente mencionados, se puede ir adelantando liquidez durante un largo periodo de tiempo.

Es decir, se abre una línea para esa empresa, en la que periódicamente se le van a ir descontando por ejemplo pagarés de cierta cantidad y de manera automática le va llegando ésa liquidez a la empresa.

Ahora que ya sabes qué tipos de documentos existen para obtener financiación a tiempo, puedes elegir el más adecuado para tu empresa.

  • 0

    Nos interesa tu opinión sobre el artículo

    How it works video

    ¿Buscas financiación?

    Gratis y sin compromiso