Origen e historia del pagaré

Aunque parezca que el pagaré sea un invento recientemente nuevo, ya hace muchos años que existe. En este post aprenderemos todas aquellas curiosidades que existen sobre el pagaré, desde su origen en el mundo hasta el momento que apareció en España.

Historia del pagaré

El pagaré nació en la Edad Media en las ciudades del norte de Italia, mucho antes que naciera la letra de cambio. Este título de crédito se inventó para evitar tener que transportar efectivo en desplazamientos en los que estaba asegurada la aparición de bandoleros. De esta manera, se entregaba el dinero en efectivo a un banquero y éste firmaba el pagaré con la promesa de retornarlo a quien se lo había entregado o a quien denominase en otro lugar.

Origen del pagaré en España

En España, este documento se empieza a regular en el Código de Comercio de 1829, y después pasó a ser regulado por el Código de Comercio de 1885, en esta regulación sólo se admitía la fuerza ejecutiva a la letra de cambio pero no del pagaré. Es por eso, que con los años el pagaré cayó en desuso delante de la letra de cambio, pasando este último a ser el título de crédito por autonomasia ya que por su fuerza ejecutiva, era muy sencillo reclamarlo en caso de impago.

La actual Ley Cambiaria y del Cheque que se creó el 16 de julio de 1985 y aún en vigor, regula todo aquello relacionado con el pagaré y la letra de cambio en casi todos los aspectos y en ese momento, consiguió igualarlos en fuerza ejecutiva. De esta forma, el pagaré volvió a usarse como documento crediticio y en poco tiempo le ganó terreno a la letra de cambio. Actualmente el pagaré se ha convertido en el documento de crédito predominante en el tráfico mercantil por su sencillez, bajo coste y gran adaptación a las ventas derivadas de avances informáticos.

  • 0

    Nos interesa tu opinión sobre el artículo

    How it works video

    ¿Buscas financiación?

    Gratis y sin compromiso