Anticipo de Facturas Sin Recurso

Según un estudio realizado por la revista online Pymes y Autónomos, la falta de liquidez es un problema que afecta al 83% de las pymes de nuestro país.

Falta de liquidez

Cuando se anticipa la factura de un cliente, la entidad de financiación te ofrecerá realizar un confirming con recurso o sin recurso.

Ante esta situación, un empresario puede actuar de varias maneras: Quedarse de brazos cruzados y, finalmente, llorar. Acabar endeudando todo lo que tiene, incluso a su familia. Optar por elegir una forma inteligente de financiación.

Estamos de acuerdo en que las dos primeras no tendrán mucho sentido si queremos que nuestro negocio siga creciendo. Por eso, la mejor forma de manejar este problema es tomar la solución más inteligente.

Como ya sabemos, existen diferentes fuentes de financiación que pueden utilizar las empresas para solucionar sus problemas de liquidez. Entre ellas, podemos hablar del anticipo de facturas o el descuento de pagarés.

¿Por qué nombramos estos dos tipos?

Normalmente, todaempresa que ofrece sus servicios a otras empresas va a contar con la gran posibilidad de encontrarse con un pagaré o factura, en lugar del dinero efectivo por su servicio prestado.

Aunque de una manera o de otra, es igualmente dinero, la diferencia está en el tiempo en que podrá ser utilizado. El empresario va a necesitar hacer frente a sus operaciones del día a día, y no puede arriesgarse a que sus clientes le dejen a pagar las facturas durante un periodo de tiempo. Por esta razón, va a ser muy importante que sepamos dominar ambos documentos y, sobre todo, saber qué tipos hay y cómo funcionan. De esta manera, podremos sacarle el mayor partido posible para nuestra empresa.

ANTICIPO DE FACTURAS: Un breve repaso.

¿En qué consiste? Vender éstas o los pagarés pendientes de cobro a personas que puedan financiarlos.

Este procedimiento se puede llevar a cabo a través de los bancos (factoring tradicional), como se ha hecho toda la vida. Y ahora, gracias a la nuevas formas de financiación alternativa, se puede realizar a través de plataformas o entidades financieras que ponen en contacto a las pymes con los inversores que quieren invertir en el anticipo de facturas o descuento de pagarés.

Con el anticipo de facturas, la empresa pretende financiar la deuda de sus clientes, por lo tanto, tendremos que tener en cuenta qué tipo de anticipo vamos a querer llevar a cabo.

El anticipo de facturas consta de dos modalidades en función del tipo de riesgo que se vaya a correr respecto al cliente de la empresa: Con recurso o sin recurso. En este post nos vamos a centrar en el anticipo de facturas SIN recurso, ya que es la opción que generalmente las empresas suelen utilizar.

¿Cómo funciona el anticipo de facturas sin recurso?

Con este tipo de anticipo, la empresa que contrata el servicio se asegura y mejora su solvencia. Aquí es donde tienen gran importancia las plataformas de financiación alternativa con las que nos aseguramos el riesgo bancario de nuestras operaciones ya que, en este caso, no tendrán presencia en la CIRBE.

¿Por qué decimos que es SIN recurso?

Como bien indica la palabra, la entidad que asume el riesgo no puede recurrir en caso de impago. Este sistema es el más utilizado, porque es muy ventajoso para las empresas que lo solicitan. Estas reciben el dinero de la factura, y no se ven afectadas en caso de insolvencia por parte de su cliente. Además no tendrán que devolver esa liquidez en ningún momento. Pero no solo son estas las ventajas que podemos valorar, ya que nos encontramos con muchas otras como:

  • No aumenta la deuda del balance de la empresa.
  • No crece su riesgo registrado en la CIRBE.
  • Se puede continuar con el resto de operaciones tranquilamente.
  • Comodidad: lo único que hay que hacer es presentar la factura a la empresa factor, esta se encargará de todo.
  • La entidad financiera nos proporciona un análisis crediticio del cliente, sin ser la empresa quien tenga que hacerla. Protección total contra el riesgo de impago

Riesgo

Entonces, ¿quién asume el compromiso?

No quedan más opciones que la entidad financiera a la que se le solicita el servicio. La compañía factor será la encargada de asumir todo riesgo de impago por parte del cliente de la empresa.

Al tener una cobertura total del riesgo, la empresa debe asumir algunas condiciones:

  • Se eleva el coste de la operación. Por ello se pueden negociar coberturas inferiores anteriormente, que reduzcan el coste de transacción.
  • Dependiendo de la cobertura negociada, se deberá reducir las gestiones por impagos, morosidad y fallidos.
  • El cliente queda sujeto a la empresa factor.

La intención del anticipo de facturas sin recurso es ser la herramienta más eficaz para ayudar a las pymes con sus problemas de liquidez.

Ahora que ya sabes en qué consiste el anticipo de facturas sin recurso, ayuda a otras personas de tu entorno a saber cómo diferenciarlo, compartiendo este post en tus redes sociales. Y tú, ¿te atreves a probarlo?. Si aún tienes alguna duda para financiar tu empresa, en NoviCap te ayudaremos a encontrar la mejor alternativa.

  • 0

    Nos interesa tu opinión sobre el artículo

    How it works video

    ¿Buscas financiación?

    Gratis y sin compromiso