Capital riesgo ¿Cómo funciona?

¿Qué es exactamente el capital riesgo?

El Venture Capital o Capital Riesgo, es una de las principales fuentes de financiación de capital privado, con la que cuentan empresas y startups para llevar a cabo el desarrollo de sus proyectos.

Las Sociedades de capital riesgo poseen un importante poder en países como EEUU, ya que fueron las primeras en apoyar el nacimiento de Silicon Valley como lugar pionero a nivel mundial del emprendimiento, innovación y creatividad.

En Europa su relevancia decae con respecto a EEUU, aunque en los últimos años han conseguido escalar posiciones llegando a los primeros puestos y convirtiéndose en las primeras alternativas para empresas y startups como fuentes de financiación.

¿Cómo funciona una sociedad de venture capital?

Los Fondos de Capital Riesgo están formados por aportaciones realizadas por inversores privados, que pueden ser particulares, empresas, fondos provenientes de pensiones o de instituciones públicas. Estos fondos a su vez son gestionados por profesionales del sector, llamados partners, cuyo objetivo es invertir en proyectos e iniciativas que implican un alto riesgo, pero también una suculenta rentabilidad.

La mayoría de startups y empresas de reciente creación, suponen riesgos elevados debido a su incertidumbre futura, que en general no son asumidos por las entidades financieras, rechazando su financiación. Es entonces cuando entran en juego las sociedades de capital riesgo apostando por ellas.

Como norma general, una de las claves es la diversificación de sus carteras de inversión, obteniendo así más posibilidades de que algunas alcancen el éxito, y por consiguiente, recibir los beneficios.

¿Cuál es su procedimiento de inversión?

El proceso es el siguiente, los Fondos de capital riesgo invierten en diferentes startups, empresas innovadoras y de reciente creación con un alto potencial de crecimiento y desarrollo, a cambio de una participación directa en su capital, que suele suponer entre un 25%-30% del total. Además también adquieren derechos de voto y un puesto en el consejo de administración de las empresas participadas, con la intención de intervenir y opinar en la toma de decisiones.

Es en este momento, cuando a través de su inversión asumen la mayor parte del riesgo.

Posteriormente y una vez alcanzado el éxito de los proyectos, las Sociedades de Capital Riesgo retiran su inversión vendiendo sus participaciones a otros miembros interesados o en la Bolsa si se da el caso, obteniendo a su vez, las altas rentabilidades que se buscaban desde un principio.

Situación del capital riesgo en España

A diferencia de lo que supone el Capital Riesgo en países como EEUU o Inglaterra, el Venture Capital en nuestro país no ha alcanzado ese grado de protagonismo. Por el contrario, otras opciones de financiación no bancaria se hacen con la mayor parte de este mercado, como las incubadoras, aceleradoras o también inversores profesionales particulares tipo los Business Angels.

Sin embargo en el 2014 se produjo una leve revolución, que avanzó con notoriedad el pasado año 2015 en este sector. Comenzaron a aparecer nuevos players extranjeros, introduciéndose en nuestro mercado, internacionalizando la proyección de muchas startups y empresas nacionales.

El hecho de que algo así esté ocurriendo, supone algo muy favorable para ambos participantes, ya que por un lado los inversores profesionales tienen la posibilidad de participar en más Fondos de Venture Capital, y por otra parte, las empresas que comienzan y necesitan financiación, amplían sus fuentes de obtención de liquidez.

  • 0

    Nos interesa tu opinión sobre el artículo

    How it works video

    ¿Buscas financiación?

    Gratis y sin compromiso