Financiación sin bancos sí es posible

El comienzo de la financiación sin bancos

Hasta hace no mucho tiempo, las clásicas fuentes de financiación se alzaban como únicas protagonistas del mercado a la hora de conceder una operación de crédito o préstamo. Fue entonces cuando llegó la crisis económica a nivel internacional y los escenarios cambiaron radicalmente.

Las entidades bancarias ante la incertidumbre del ecosistema financiero, decidieron cerrarse radicalmente al crédito, provocando el caos en múltiples sectores, entre ellos el de la construcción, quizás el más castigado.

Un gran número de autónomos y pequeñas empresas se vieron obligadas a cesar su actividad condenadas a desaparecer.

Sin embargo en épocas de recesión económica, el ingenio se agudiza y otras formas de financiación no bancaria salieron a la luz.

La consolidación de la financiación sin bancos

Nuevas alternativas de financiación comenzaron a surgir y a cobrar protagonismo entre los necesitados de capital y empresarios.

Algo que ya había existido desde los primeros tiempos como es el concepto de “financiación a través de capital privado” comenzó a cobrar fuerza y a día de hoy es la fuente de financiación preferida para emprendedores y empresas del sector tecnológico.

Por otra parte también están todas las ayudas y subvenciones procedentes del Estado como opción para una financiación sin bancos.

Otra figura que resurgió en esta nueva era, es la del socio capitalista.

Analicemos en detalle cada una de estas fuentes:

Financiación a través de capital privado

Como comentábamos con anterioridad, esta ha sido y es la forma de financiación favorita para todos aquellos proyectos emprendedores y muy relacionados con las nuevas tecnologías.

Dentro de la financiación de capital privado y, existen varias opciones a elegir:

1- Venture Capital

El Venture Capital o capital riesgo, es un tipo de fondo procedente de diferentes inversores privados, que normalmente son gestionados por profesionales del sector a través de una Sociedad de Capital Riesgo.

Sus objetivos de inversión, como su nombre indica, suelen ser proyectos que implican la asunción de un alto riesgo, pero también la previsión de un gran potencial de rentabilidad.

Las Sociedades de Capital Riesgo, suelen tener muy diversificadas sus carteras de inversión.

2- Business Angels

En este caso hablamos también de inversores privados, pero que de forma individual, gestionan ellos su propio capital y toman sus decisiones de inversión.

Suelen implicarse personalmente en todos aquellos proyectos e iniciativas por las que apuestan, poniendo a disposición de los creadores, su experiencia, conocimiento y formación.

3- Incubadoras y Aceleradoras

Las Incubadoras y Aceleradoras son entidades cuya misión principal es servir como lugar de incubación y desarrollo de varios proyectos emprendedores para posteriormente impulsarlos como lanzadera a nuevos mercados o países.

Poseen interesantes agendas de contactos, celebración de eventos de exposición de proyectos, condiciones favorables en diferentes fuentes de financiación…etc.

Ayudas y subvenciones estatales

En tiempos de crisis, muchos han sido los que han echado mano de las ayudas y subvenciones procedentes de los diferentes gobiernos y administraciones públicas, sin embargo, y precisamente debido al momento de recesión económica, este tipo de ayudas también se han visto reducidas. Existen ciertos sectores que se han visto beneficiados, como todos aquellos relacionados con el emprendimiento, innovación y iniciativas con una clara base tecnológica.

En nuestro país destaca ENISA como ayudas a emprendimiento y el Ministerio de Economía para ayudas a la innovación.

Socio Capitalista

Un socio capitalista es aquella la persona que financia una parte importante de un negocio asumiendo un cierto riesgo pero confiando en recuperar su inversión con el paso del tiempo.

Por lo general los socios capitalistas se encuentran al día de las actividades del proyecto pero no influyen en la toma de decisiones relevantes ni ejercen su actividad en el negocio.

Es fundamental pactar desde el inicio cuáles serán las atribuciones de cada uno de estos socios con el fin de evitar malentendidos que perjudiquen la actividad ordinaria del negocio.

  • 0

    Nos interesa tu opinión sobre el artículo

    How it works video

    ¿Buscas financiación?

    Gratis y sin compromiso