Financiación para nuevas empresas, un alto riesgo

Tengo una nueva empresa ¿Y ahora cómo consigo financiación?

Las empresas de reciente creación, son aquellas que ya han pasado por una fase de incubación de una idea o iniciativa y que posteriormente ha conseguido desarrollarse hasta hacerse posible. Sin embargo esta es solo la primera parte y todavía queda mucho por hacer.

Llegado este punto, la mayoría de los emprendedores y startups se sienten perdidos y necesitan de una guía basada en la experiencia y conocimiento del mercado, para continuar su camino y conseguir financiación para el éxito.

¿Quien apuesta por las nuevas empresas?

Para poder pasar a la siguiente etapa y seguir desarrollándose tienen dos alternativas:

Intentar hacerlo de forma autónoma

En este caso una de las posibles alternativas es navegar por la red en busca de información relevante acerca de plataformas y todo tipo entidades que apoyan a las startups en este punto de su camino. A no ser que algunos miembros del equipo creativo tengan ya amplia experiencia en el sector y una amplia red de contactos y inversores privados, no es la opción más recomendable.

Colaborar con expertos en startups y emprendimiento

Se trata de colaborar con entidades del tipo Aceleradoras para que aporten su experiencia, asesoramiento, apoyo y estrategias basadas en casos de éxito. Muchas de ellas se coordinan a su vez con Sociedades de Capital Riesgo y Business Angels dispuestas a apostar por estas empresas de reciente creación no solo con sus fondos sino también con su conocimiento y consejos.

Para estas empresas de reciente creación las alternativas de financiación más asequibles:

Créditos y Préstamos

A pesar de que las entidades bancarias se han mantenido bastante cerradas ante la financiación de emprendedores y empresas de reciente creación a través de la concesión de préstamos y créditos, su actualidad está cambiando en función del entorno tecnológico que envuelve a la sociedad. Por ello a día de hoy, sí cuentan con líneas propias para este tipo de empresas. Sin embargo, siguen sin encontrarse entre las preferidas de los creadores de los proyectos por las excesivas exigencias y garantías que exigen. Se puede acudir a los créditos ICO especiales para emprendedores, aunque si se puede evitar el endeudamiento siempre es la mejor opción. Otra alternativa es presentarse a concursos para startups promocionados por las principales entidades bancarias de nuestro país.

Business Angels y Venture Capital

Existen en nuestro país multitud de eventos dedicados al emprendimiento, en los que se crean jornadas de networking y mentoring, dirigidas a dar a conocer e impulsar empresas de reciente creación. En estas celebraciones, suele haber unos espacios de tiempo dedicados a la exposición de proyectos individuales, en los que de forma estandarizada, se cuenta con un tiempo de 10 minutos para presentar una idea. A estas jornadas suelen asistir Business Angels y representantes de las principales Sociedades de Capital Riesgo de nuestro país, que se encuentran en plena búsqueda de oportunidades rentables de inversión. Este es el caso de Prisa Inn, EIE, Demium Startups, ... etc.

Crowdfunding, la financiación colectiva

Actualmente, el crowdfunding es una de las primeras opciones de financiación escogidas por emprendedores y startups, dejando en un segundo plano a los bancos. Tanto ha sido el crecimiento de esta nueva alternativa de fondos basada en la colaboración colectiva, que el propio gobierno español ha implantado una ley reguladora que implica cierta limitación en las inversiones realizadas por profesionales. El malestar se ha dejado ver en el ecosistema empresarial, ya que somos el primer país europeo en establecer estas restricciones.

  • 0

    Nos interesa tu opinión sobre el artículo

    How it works video

    ¿Buscas financiación?

    Gratis y sin compromiso