Financiación para empresas en crisis: ¿Cómo Conseguirla?

Financiación para empresas en crisis

El concepto empresa en crisis ha sonado con frecuencia los últimos años en los que la crisis económica ha acechado los mercados internacionales de forma implacable. Cualquier empresa que antes de esta etapa funcionaba con regularidad, ha podido convertirse en “una empresa en crisis”

Una parte de culpa, la tiene la actitud llevaba a cabo por las entidades bancarias con su firme cierre al crédito. Antes esta situación, algunas empresas no han podido continuar su actividad y las que han conseguido mantenerse, por lo general, lo han hecho a costa de incrementar su nivel de endeudamiento. Entonces, ¿cómo consiguen financiación?

¿Cómo salvar una empresa en crisis?

Lo mejor que le puede ocurrir a una empresa cuando el entorno económico global en el que opera se torna hostil, es estar lo menos endeudada posible.

Por desgracia en muchas ocasiones no ocurre así, y en multitud de casos las organizaciones se encuentran solas ante esta situación, sin nadie a quien acudir. Es entonces cuando entran en concurso de acreedores y posteriormente se liquidan.

Pero no todo está perdido, y ante una situación extrema, hay quien ve grandes oportunidades de negocio.

¿Qué opciones tiene entonces una empresa en crisis?

Acudir a entidades bancarias

Quizás pueda parecer un contrasentido que si una empresa se encuentra en una situación comprometida, decida endeudarse todavía más acudiendo a diferentes fuentes de financiación, sin embargo, a muchas de ellas no les ha quedado más remedio que optar por esta opción. En épocas de crisis económica, muchas empresas han entrado en una espiral de difícil solución, encontrándose con impagos por parte de sus clientes, teniendo que ampliar así sus líneas de crédito o descuento.

En el caso de que una empresa en crisis acuda a una entidad financiera en busca de liquidez, debe tener en cuenta que si se le concede alguna operación, siempre será en condiciones más exigentes que en cualquier otro caso. Es decir, las comisiones, tipos de interés y garantías que tendrá que aportar la empresa, serán el doble o triple de las que se impondrían en condiciones normales.

Aún así, en ciertos casos, si la empresa plantea un buen plan de negocio y de recuperación, puede llegar a ser la solución para salir de la crisis.

También están los créditos rápidos que tanto han invadido los medios de comunicación en los últimos tiempos, pero cuidado, sus condiciones suelen ser más que abusivas.

Ser participadas por Venture Capital

El Venture Capital, sin duda ha sido uno de los principales protagonistas de estos tiempos revueltos, ya que se dedican a invertir en diferentes proyectos empresariales que suponen un alto riesgo, pero también con grandes expectativas de rentabilidad, a cambio de una pequeña participación en capital, de forma temporal.

Suelen invertir en diferentes proyectos para conseguir una mayor diversificación del riesgo, en sus carteras de inversión.

Aunque apuestan por proyectos innovadores, disruptivos y creativos, algunas Sociedades de Capital Riesgo también consideran a las empresas en crisis como una gran oportunidad para reflotar su funcionamiento y con él, obtener buenos resultados

Vender una parte o su totalidad

Cuando una empresa entra en concurso de acreedores por lo general ya es prácticamente insalvable, porque sus gerentes han esperado hasta el final en busca de un milagro que no llega, por lo tanto el paso siguiente es su liquidación.

Pero la realidad es, que no todas están en tan malas circunstancias. Hay empresas en crisis, que si las personas que la compran tienen la capacidad, conocimientos, experiencia y medios necesarios, pueden perfectamente reflotarla y hacerla rentable de nuevo.

¿Por qué motivos es interesante vender una parte de una empresa en crisis?

Pueden ser muchos los beneficios que se obtengan de vender a inversores una empresa en dificultades que además de aportar capital, integren su experiencia y conocimiento en el sector:

  • Por captar personal con talento que aplicarán su know how a nuestra empresa..
  • Por adquirir maquinaria de calidad con la liquidez obtenida y ser así más competitivos.
  • Por ampliar infraestructuras en el caso de que el comprador sea otra empresa.
  • Por salvar nuestra marca y reputación.

También puede ocurrir, que una compañía que opera con normalidad en el mercado, quiera abarcar un sector nuevo, y para ello la mejor opción es comprar una empresa que aunque esté en malas condiciones, ya opere de forma habitual en ese nicho.

  • 0

    Nos interesa tu opinión sobre el artículo

    How it works video

    ¿Buscas financiación?

    Gratis y sin compromiso